Ubicación de sujeto y verbo

Los lectores esperan que el verbo, una palabra que describe una acción, esté cerca del sujeto de la oración. Sin embargo, algunos autores tienden a insertar una gran cantidad de texto que describe el tema entre el sujeto y el verbo.

En estos casos, cuando los lectores llegan al verbo, podrían haber olvidado cuál era el tema. Por lo tanto, tendrán que volver al comienzo de la frase para comprenderlo. Los lectores solo tendrían que leer su redacción una vez para entender sus ideas. Para mejorar la legibilidad de su manuscrito, mantenga el sujeto (s) y el verbo (v) juntos en la oración.


Ejemplo:

MAL: Los parámetros hepáticos del paciente [s] a las 48 horas después de la exposición al virus habían aumentado [v] en un 50%.

BIEN: Los parámetros hepáticos del paciente [s] habían aumentado [v] en un 50% a las 48 horas después de la exposición al virus.​​​​​​​