Posición de énfasis

Un lector se concentrará inconscientemente al final de la frase para identificar lo que es importante. Esta información puede ser referida como la posición de énfasis en una frase. Con esta expectativa en mente, puede resaltar lo que es importante acerca de la idea que presenta al colocar esa información al final de la frase.

Ejemplo:

1: La introducción de la nueva línea de montaje aumentó la fabricación.

2: La fabricación aumentó después de la introducción de la nueva línea de montaje.


En la frase 1, "aumentó la fabricación" se encuentra en la posición de énfasis. Un lector podría suponer que los autores examinaron los diversos efectos de la introducción de la nueva línea de montaje. El efecto más importante que se observó fue un aumento de la fabricación.

 

Sin embargo, en la frase 2, "introducción de la nueva línea de montaje" está en la posición de énfasis. En este caso, un lector podría asumir que los autores examinaron varias maneras de aumentar la fabricación. De todas ellas, la introducción de la nueva línea de montaje fue la que tuvo el mayor efecto.

 

Especificar la información más importante al final de una frase cambiará la interpretación del lector de la misma. Además de resaltar lo que es importante, la posición de énfasis también proporciona un indicio acerca de lo que tratará la siguiente frase. Al proporcionar estos indicios, los autores pueden ayudar a dirigir las expectativas del lector y asegurar que las ideas presentadas se comuniquen de manera más efectiva.

 

En los siguientes ejemplos, las posiciones de énfasis están en negrita y ayudan a introducir el tema de la frase siguiente.

 

Para aumentar el número de estudiantes solicitantes, la universidad estableció recientemente un nuevo programa. Una parte importante de este programa consiste en dar primero seminarios en las mejores escuelas secundarias de la región. Aumentar el número de estudiantes locales es el paso inicial para lograr el éxito del programa.

 

El paciente fue al hospital para ver a un gastroenterólogo. El médico realizó entonces una serie de pruebas diagnósticas. Los resultados mostraron que el paciente sufría de una infección bacteriana. Se prescribieron antibióticos para tratar la infección y prevenir el desarrollo de una úlcera.