Evitar problemas comunes en el idioma

Sin apenas ser conscientes de ello, los lectores esperarán que cierta información aparezca en determinados lugares dentro de un manuscrito, por ejemplo, en una frase, en un párrafo o en las secciones de un artículo. Si esta información no está presente donde los lectores esperan encontrarla, es probable que se confundan y no entiendan claramente sus ideas. Al tener en cuenta estas expectativas del lector, puede mejorar en gran medida la legibilidad de su manuscrito.

Gopen y Swan [1] delinearon una forma lógica de organizar las ideas dentro de un manuscrito que puede mejorar su lectura. Los conceptos clave que proponen incluyen los siguientes:

  • usar frases cortas;
  • mantener el verbo y el sujeto juntos en las frases; y
  • utilizar el tema y las posiciones de énfasis para organizar y vincular las ideas dentro de las frases y entre ellas.

Las páginas siguientes proporcionan más información acerca de estos tres conceptos y cómo aplicarlos a su manuscrito. También se destacan problemas que aparecen frecuentemente en los manuscritos presentados por hablantes no nativos de inglés y proporcionamos ejemplos sobre el uso correcto.


[1] Gopen, George D and Swan, Judith A “The Science of Scientific Writing” American Scientist Nov-Dec 1990: 550–558 http://www.or.org/files/Gropen,%20Science%20Writing.pdf

(Source: or.org)